17 feb. 2012

Atacada la galería que muestra fotografías de Bruce LaBruce

La Fresh Gallery exhibe fotografías de famosos en poses de contenido sexual e imaginería religiosa.

La policía ha retirado dos botellas cargadas de pólvora y combustible que no han llegado a explotar
.








“Nos acaba de llamar la policía y nos han dicho que han roto las ventanas de la galería y han tirado un cóctel molotov dentro que afortunadamente no ha llegado a explotar”, Topacio Fresh, propietaria de la Fresh Gallery hablaba nerviosa al otro lado del teléfono cuando hacía menos de una hora que conocía que su local había sufrido un ataque. La Fresh Gallery inauguró ayer la exposición ‘Obscenity’ del artista y fotógrafo canadiense Bruce LaBruce que consiste en medio centenar de imágenes 30 en pequeño formato- que muestran a actores y personajes varios en poses de contenido sexual pero con hábitos e imaginería religiosa. Una de esas fotografías muestra a la cantante Alaska y su marido, Mario Vaquerizo representando una piedad y precisamente por esta imagen, la cadena COPE, la emisora de los obispos, despidió fulminantemente a Vaquerizo que colaboraba en el programa de una de sus periodistas estrella Cristina López Schlichting.


Los propietarios avisaron a las 14.39 al servicio de emergencias 112 para informar del hecho y del riesgo de que los dos objetos arrojados al interior pudieran hacer explosión. La policía ha informado de que se trataba de dos botellas de dos litros de capacidad rellenas de pólvora, petardos y combustible sin especificar. Los agentes de desactivación de explosivos (TEDAX) las han retirado sin que hayan llegado a detonar. Tal y como habían sido preparados, tenían que haber explotado atravesar la luna pero la mecha no ha llegado a funcionar.











 "Da la casualidad de que esta tarde a las 19.30 había convocada frente a la galería una concentración de protesta del partido Alternativa Española (AES). Nosotros no queremos acusar a nadie, pero nos parece algo más que una coincidencia", ha afirmado Topacio Fresh, que además afirma que si el ataque se hubiera realizado ayer "con 300 personas dentro de la galería, podría haberse montado una tragedia". El ataque, según la galerista ha tenido lugar en horario de cierre del local y sin que ningún trabajador ni cliente estuviera en su interior y asegura que no sabe si podrá abrir esta tarde.








Noticia original leída en El País













No hay comentarios: